cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome
Opinions & Editorials Volver a "Opinions & Editorials"

Choferes y motociclistas bajo influencia del alcohol y drogas siguen cobrando vidas en SA

Por José I. Franco | 24 de septiembre de 2012

A diario se siguen registrando sorpresivos accidentes automovilísticos en las autopistas, en las calles de San Antonio y sus alrededores.

San Antonio.- A diario se siguen registrando sorpresivos accidentes automovilísticos en las autopistas, en las calles de San Antonio y sus alrededores.

Los cuales han dejado luto en nuestra sociedad, todo por la irresponsable forma de conducir de personas embriagadas y bajo el influjo de drogas.

Lo que aquí señalo es basado en evidencias, en las que amistades han perdido a uno de sus seres queridos, y han sufrido heridas físicas y mentales, así como pérdidas materiales al ser impactadas sus casas por conductores en estado de ebriedad, ó drogados.

A pesar de los esfuerzos que han venido haciendo programas preventivos auspiciados por el Departamento del Transporte de Texas, y autoridades policiacas de nuestra región, no se ha logrado detener la “epidemia” de accidentes automovilísticos y de motocicletas.

Hace mes y medió una familia a quien conozco desde hace 14 años, que se mudó de la ciudad de Houston a San Antonio, para vivir con mejor tranquilidad, su vivienda sufrió el impacto de un vehículo pesado modelo de los años 80’s, conducido por un joven quien de frente impacto la casa, destruyendo un automóvil y un pick-up, causando cuantiosos daños materiales y personales a esa familia de cuatro miembros.

“El individuo tras haber impactado su auto contra nuestras propiedades, de inmediato admitió estar drogado. Se mostraba como si nada hubiera pasado, sin embargo a los pocos minutos que recobro el conocimiento, comenzó a lamentarse, echándole la culpa a quienes lo iban siguiendo!” así se expresó el padre de familia damnificado, quien desde entonces ha venido batallando en la situación legal, de quien les pagará los gastos para reparar su casa y la perdida en horas de trabajo tanto de él como de su esposa, a ello se le suman los daños mentales que sus dos hijos han venido sufriendo, por igual su esposa y él.

El joven conductor, la única póliza de seguro de auto que ahí enseñó fue la mínima que exige el estado, la cual se le conoce como “Liability Auto Insurance”, que solo cubre daños mínimos por la cantidad de quince mil dólares, mientras que la cantidad de los daños causados son por arriba de los cien mil dólares.

En otro inesperado accidente, un amigo quien es popular en el béisbol regional de San Antonio, lamentablemente perdió a su esposa, tras ser impactado su auto, por un motociclista que al parecer conducía ebrio, por arriba del límite de velocidad, enviando a mi amigo y sus hijos al hospital, con la irreparable pérdida de su compañera.

En otro caso, les diré que otro de mis amigos, tomó al toro por los cuernos, luego de enterarse que su hijo menor de edad, ya comenzaba a manejar en estado de ebriedad y hasta en veces drogado.

“Hace un par de semanas que le quité a mi hijo las llaves de su auto, ya no lo dejo manejar por que anda entrado en drogas y alcohol. Ahora aunque me cueste tiempo y dinero, personalmente voy por él a donde se encuentre celebrando los fines de semana. Esta enojado conmigo, pero le he dicho que no le regresaré las llaves del auto, hasta que piense bien las cosas. No quiero que vuelva a hacerme otra jugada. Le he dicho que puede manejar, más no beber y tomar drogas. Veo que poco a poco ha venido dejando la tomada, y eso es bueno para él. Espero que pronto se reponga y tenga responsabilidad”, así se expresó mi estimado amigo, a quien le admiró su determinación, por lo que espero que otros padres de familia sigan su ejemplo, ya que para no tener hijos alcohólicos y drogadictos, se debe empezar en casa.

Su servidor, se encuentra celebrando 12 años de sobriedad, gracias a la fe en El Creador Divino, quien me ha venido bendiciendo a diario, para no volver a recaer y seguir adelante viviendo al día, alejado de los problemas que causa el conducir en estado de ebriedad.

No estoy en contra de quienes toman bebidas alcohólicas o se drogan, cada quien tiene el derecho de hacer de su vida, lo que mejor les parezca, sin embargo no me canso recomendarles que si toman simplemente no manejen, para así evitarse que sean arrestados y luego enfrentar las consecuencias que deja el vicio del alcohol y consumo de drogas. Las alternativas son tomar un taxi o rentar una grúa que lleve su unidad móvil a su casa. Hasta la próxima D.M. 

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.laprensasa.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).