cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome

El Supremo de EE.UU. se pronunciará por primera vez en 2013 sobre el matrimonio gay

EEUU HOMOSEXUALES | 07 de diciembre de 2012

Washington, 7 dic (EFE).- El Tribunal Supremo de Estados Unidos se pronunciará por primera vez en 2013 sobre la legalidad del matrimonio homosexual tras haber decidido admitir hoy a trámite dos demandas al respecto.

Una de las demandas cuestiona la constitucionalidad de una ley federal que define el matrimonio como "la unión entre un hombre y una mujer", mientras que la otra se refiere a la Proposición 8 de California, que declara ilegales los matrimonios homosexuales en ese estado y fue aprobada en un referendo en 2008.

Como es costumbre, los nueve jueces que conforman el Supremo no ofrecieron ninguna explicación de por qué admitieron a trámite esas dos demandas de entre las diez presentadas ante la máxima instancia judicial del país sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La decisión de hoy llevará en 2013 a una sentencia histórica sobre el matrimonio homosexual, ya que el Supremo se pronunciará por primera vez sobre su legalidad, en un proceso que previsiblemente comenzará en marzo con la presentación de los argumentos orales de cada caso y concluirá a finales de junio con un veredicto.

Una de las demandas admitidas a trámite por el alto tribunal cuestiona la constitucionalidad de la ley de 1996 conocida como la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA, por su sigla en inglés), que define el matrimonio como "la unión entre un hombre y una mujer".

El Gobierno que preside Barack Obama se opone a esa definición y apoya la derogación de la ley, que cuenta no obstante con un apoyo amplio en el Congreso y entre los grupos de presión conservadores.

La otra demanda que estudiará el Supremo en 2013 tiene que ver con la Proposición 8 de California, una enmienda que declara ilegales los matrimonios entre personas del mismo sexo y que se aprobó en un referéndum en 2008, poco después de que el estado legalizara esas uniones.

En 2010 un tribunal de apelaciones declaró inconstitucional la enmienda, por lo que sus defensores decidieron el pasado julio llevar el caso ante el Supremo.

El matrimonio homosexual es legal en nueve estados del país -Maryland, Washington, Maine, Nueva York, Connecticut, Iowa, Massachusetts, Nuevo Hampshire, Vermont- y en el Distrito de Columbia.

En otros cinco estados se permiten uniones civiles, pero no es un derecho reconocido por el Gobierno federal.

En mayo pasado Obama se convirtió en el primer presidente estadounidense en apoyar públicamente el matrimonio homosexual.

Durante su primer mandato, Obama abolió la norma conocida como "Don't Ask Don't Tell", que prohibía que los homosexuales que admitieran serlo formaran parte de las Fuerzas Armadas.

Expectación en California tras quedar las bodas gays en manos del Supremo

Los Ángeles (EE.UU.), 7 dic (EFE).- Partidarios y detractores de los matrimonios entre personas del mismo sexo en California recibieron hoy con expectación la decisión del Tribunal Supremo de examinar la constitucionalidad de las leyes que impiden las bodas gays en el país.

California es uno de los territorios de EE.UU. donde existe un mayor movimiento a favor y en contra de estos enlaces, que fueron aprobados por los tribunales estatales en mayo de 2008 y revocados cinco meses después en referendo con la conocida Proposición 8.

Esa medida fue posteriormente recurrida por discriminatoria ante las cortes de apelación, que le dieron la razón a los demandantes y finalmente llegó hasta la máxima instancia judicial de EE.UU., el Tribunal Supremo, que tendrá ahora la última palabra al respecto.

"Es una buena noticia para todo aquel que sabe, en el fondo de su corazón, que los niños están mejor con un padre y una madre casados y bajo el mismo techo", dijo Randy Thomasson, presidente de SaveCalifornia.com, entidad conservadora que lidera la lucha por el matrimonio tradicional en el estado.

Thomasson insistió en que los "verdaderos matrimonios" son entre un hombre y una mujer y calificó las bodas gays como de "falsificaciones".

"Confiamos en la Corte Suprema para que mantenga la lectura clara de la Constitución de EE.UU. que garantiza a cada estado una 'forma de gobierno republicana', un gobierno bajo la ley escrita y no regido por los prejuicios de algunos jueces", explicó.

Desde la mayor organización que defiende los derechos de los gays, lesbianas y transexuales en California, Equality California, se recibió la decisión del Supremo con cierto desencanto ya que supone que la Proposición 8 continuará en vigor hasta que el tribunal se pronuncie.

"Nuestra prioridad es restaurar la libertad de matrimonio en California y estamos decepcionados de que parejas encantadoras deban padecer otra ronda de procedimientos judiciales", declaró John O'Connor, director ejecutivo de Equality California.

Al mismo tiempo, O'Connor consideró la situación como una ocasión histórica para "lucha" de esta causa.

"Cuando futuras generaciones miren atrás, se alegrarán de nuestra perseverancia y fe en la justicia que respalda nuestro movimiento".

El Tribunal Supremo admitió hoy revisar dos casos que tratan sobre el derecho del matrimonio entre personas del mismo sexo en Estados Unidos.

Una de las demandas cuestiona la constitucionalidad de la regulación de 1996 de alcance federal conocida como la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA, por su sigla en inglés) que define el matrimonio como "la unión entre un hombre y una mujer", mientras que la otra se refiere a la Proposición 8.

Se espera que el Tribunal Supremo de EE.UU. se pronuncie sobre la legalidad de ambas normativas antes de junio de 2013.

El matrimonio homosexual es legal en nueve estados del país -Maryland, Washington, Maine, Nueva York, Connecticut, Iowa, Massachusetts, Nuevo Hampshire, Vermont- y en el Distrito de Columbia.

En otros cinco estados se permiten uniones civiles, pero no es un derecho reconocido por el Gobierno federal.

En mayo pasado Obama se convirtió en el primer presidente estadounidense en apoyar públicamente el matrimonio homosexual.

Demócratas aplauden que Supremo trate bodas gays e Iglesia llama al respeto

Washington, 7 dic (EFE).- Tras la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos de aceptar a trámite dos casos para considerar la constitucionalidad del matrimonio gay, los demócratas aplaudieron este paso sin precedentes mientras que líderes de la Iglesia Católica llamaron al respeto del sacramento, concebido entre hombre y mujer.

La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, consideró que la decisión supondrá que "la igualdad de matrimonio finalmente tenga su día en la corte más alta de la tierra" y deseó que la decisión de los jueces "caiga del lado de los derechos civiles".

"Desde el principio, los republicanos han sabido que DOMA es inconstitucional, y por eso los republicanos han tratado de aprobar una ley para prohibir la revisión judicial de esta ley vergonzosa", dijo refiriéndose a uno de los dos casos admitidos por el tribunal.

Este caso cuestiona la constitucionalidad de la ley de 1996 conocida como la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA, por su sigla en inglés), que define el matrimonio como "la unión entre un hombre y una mujer".

La otra demanda que estudiará el Supremo en 2013 tiene que ver con la Proposición 8 de California, una enmienda que declara ilegales los matrimonios entre personas del mismo sexo y que se aprobó en un referéndum en 2008, poco después de que el estado legalizara esas uniones.

"Al asumir la Proposición 8, la Corte Suprema tendrá la oportunidad de hacer una legislación de peso en California y en el resto del país, porque las familias de nuestro estado y de nuestro país merecen un trato justo y equitativo bajo la ley", dijo Pelosi al respecto.

"Hemos llegado a un momento histórico en la historia de los derechos civiles de nuestro país. Vamos a terminar con la discriminación y garantizar la igualdad de todas las familias estadounidenses", subrayó.

Por su parte, el Arzobispo Salvatore Cordileone de San Francisco, presidente del Subcomité de Obispos para la Promoción y Defensa del Matrimonio coincidió con los demócratas en el hito histórico que supone que el Alto Tribunal haya admitido a trámite estos casos y deseó que su decisión "afirme que la institución del matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer".

"El matrimonio es el fundamento de una sociedad justa, ya que protege a los más vulnerables entre nosotros, los niños. Es la única institución que une a los niños con sus madres y padres. Oramos por que el Tribunal sea guiado por la verdad y la justicia en sus deliberaciones para defender el verdadero significado y propósito del matrimonio", añadió.

"Prácticamente no hay nada más importante para el futuro de nuestro país que el matrimonio y la familia. Por eso nos complace que la Corte Suprema haya decidido examinar las decisiones de tribunales inferiores que tumbaron la Ley de Defensa del Matrimonio y la Proposición 8", dijo el presidente del Consejo de Investigación Familiar, Tony Perkins.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.laprensasa.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

EEUU