cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome

El Senado de EE.UU. aprueba el presupuesto pero sigue en pie la amenaza de cierre

EEUU PRESUPUESTO | 27 de septiembre de 2013

Washington, 27 sep (EFE).- El Senado de Estados Unidos aprobó hoy un presupuesto temporal que permitiría evitar el cierre parcial del Gobierno el próximo martes y en el que ha sido suprimida la polémica exigencia republicana de privar de fondos a la reforma sanitaria promulgada por el presidente Barack Obama en 2010.

Tras la votación en la que se eliminó la disposición republicana (por 54 contra 44), el proyecto legislativo volverá ahora a la Cámara de Representantes, donde los republicanos son mayoría.

Un grupo significativo de republicanos insistía hoy en oponerse a la financiación de la ley sanitaria, lo que presagia un desacuerdo entre las dos Cámaras que hará imposible la aprobación de un presupuesto especial antes de que venza el plazo el 1 de octubre.

La propuesta del Senado recorta en un mes la autorización temporal de fondos, que antes abarcaba hasta el 15 de diciembre y ahora ha quedado limitada hasta el 15 de noviembre.

La Cámara baja debatirá este fin de semana si introduce de nuevo la exigencia sobre la ley de salud o si acepta finalmente los términos del Senado, lo que permitiría evitar el cierre parcial del Gobierno federal.

Antes de votar sobre el contenido, el pleno del Senado aprobó dar por terminado el debate, votación que contó con el apoyo de 25 republicanos, quienes no siguieron la recomendación de sus compañeros adversarios de la reforma sanitaria, especialmente del combativo senador por Texas, Ted Cruz, que habían pedido votar en contra.

Para cerrar el debate se necesitaban más de 60 votos, mientras que en el Senado los demócratas cuentan con 54 miembros.

"Insto a los republicanos sensibles de la Cámara de Representantes... que dejen votar a los demócratas de la Cámara. Que aprueben un proyecto de ley limpio para evitar el cierre. Desafíen a los anarquistas. Respeten el estado de derecho. Y ayuden al Senado a gobernar", urgió el líder de la mayoría demócrata, Harry Reid, antes de la votación.

Una vez aprobado el texto con la inclusión de los fondos sanitarios, la Casa Blanca anunció que el presidente estadounidense comparecería ante los medios para hablar sobre la necesidad de lograr el acuerdo presupuestario.

Obama urgió a la Cámara de Representantes a que actúe "responsablemente" y apruebe una ley presupuestaria que evite el cierre parcial del Gobierno, un cierre que, según dijo, "afectará a gente real" y muchos ciudadanos, entre ellos los militares, no recibirán sus salarios "a tiempo".

"El mensaje al Congreso es este: No cierren el Gobierno, no tumben la economía", enfatizó Obama.

Según el presidente, "la sola amenaza de un cierre ya está teniendo un efecto sobre la economía" del país.

El mandatario también urgió al Congreso a votar para elevar el techo de la deuda, cuyo límite se alcanzará el próximo 17 de octubre, y dijo que es "responsabilidad" de los legisladores "autorizar al Congreso a pagar las cuentas" del país.

A juicio de Obama, EE.UU. no se puede permitir "que los extremistas en el Congreso causen otra crisis" y alertó de que no elevar el techo de la deuda sería incluso "más peligroso" que un cierre parcial del Gobierno.

El Congreso ha vivido una intensa semana en lo que respecta a la financiación temporal del Gobierno, ya que los republicanos de la Cámara, alentados por el senador Cruz, próximo al movimiento ultraconservador Tea Party, decidieron aprovechar el trámite presupuestario para tratar de hundir la reforma sanitaria.

Cruz recurrió al filibusterismo, consistente en hablar horas y horas para bloquear un proceso legislativo, con el objetivo de evitar que Reid programara una votación para volver a introducir la financiación de la sanidad, algo que solo requería de una mayoría simple, como ocurrió hoy.

Sin embargo, pese a estar más de 21 horas hablando en la Cámara alta, Cruz no logró los suficientes apoyos entre sus correligionarios para frenar a los demócratas.

Pese a todos los movimientos de los republicanos, Obama ha dejado muy claro en repetidas ocasiones que no firmará ninguna ley que atente contra la reforma sanitaria, a la vez que no cederá ante los "chantajes políticos", dijo, de la bancada conservadora.

El "cierre" del Gobierno de EE.UU. dejaría a los soldados sin salarios

Washington, 27 sep (EFE).- El "cierre" del Gobierno, que podría ocurrir el martes, si este fin de semana el Congreso no encuentra una vía para acordar un presupuesto provisional, dejaría a los soldados estadounidense en todo el mundo sin pago de sus salarios, aunque seguirían desplegados.

Según indicó hoy el Pentágono, los responsables del Departamento de Defensa se están preparando para reducir en lo posible el impacto de la falta de fondos, cuando comience el nuevo año fiscal el 1 de octubre, debido a los desacuerdos en el Congreso.

"El personal militar no será pagado hasta que el Congreso no ponga a disposición los fondos necesarios para compensarles por el servicio prestado", indicó el Pentágono.

Del mismo modo, los empleados civiles contratados para labores de importancia por el Departamento de Defensa seguirán trabajando pero sin que sus nóminas sean abonadas, mientras que el resto se quedará en casa.

Según el Pentágono, la falta de fondos no afectará a sus operaciones en Afganistán o en el dispositivo frente a Siria, en caso de que EE.UU. tuviera que optar por una acción militar, algo que parece no obstante descartado por el momento.

El interventor del Departamento de Defensa, Robert Hale, confió en que el Congreso pueda conseguir un acuerdo presupuestario este fin de semana, aunque dijo que se deben preparar para una eventualidad que se agravaría si se prolonga, ya que perjudicaría seriamente a contratos privados de desarrollo militar.

Alrededor de 1,4 millones de personas están incluidas como personal militar en activo, que solo recibirían su paga de manera retroactiva cuando el conflicto se solucionara.

De los alrededor de 800.000 civiles en nómina del Departamento de Defensa, la mitad (unos 400.000) no recibirán sus pagas y no irán a trabajar.

Para estos empleados civiles este "cierre" del gobierno se sumaría a la reducción de jornadas derivada de los recortes automáticos aplicados desde la primavera pasada, algo que para Hale es "un nuevo golpe a la moral", y que "afecta a su productividad".

"A falta de presupuesto, solo se podrán autorizar gastos para actividades de protección de vidas y propiedades privadas", detalló Hale, algo que incluiría acciones bélicas, misiones de operaciones especiales o servicios de emergencia.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.laprensasa.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

EEUU